5 libros para noviembre

Por Cris de la Torre @CRISDLTC

Noviembre siempre me ha resultado un mes extraño, parece que existiera sólo para que llegue diciembre, el mes del frío, de la nieve, la Navidad. Recurrir a la literatura es siempre una maravillosa opción para hacer de este mes un tiempo repleto de lecturas que lo hagan especial. Un poco de historia, contenidos frescos, avatares de la vida, reflexiones y belleza en forma de historias, eso es lo que noviembre está necesitando. Aquí tienes una selección de 5 libros perfectos para disfrutar y regalar este mes!

82 objetos que cuentan un país. Manuel Lucena.

 Este es un recorrido muy distinto por la historia de España, son sus objetos los que explican la existencia milenaria de este país en términos de materia y emociones, hablan de su cultura, de su política, de su educación, sociedad etc. Los españoles han proyectado en los 82 objetos que componen la obra múltiples contenidos simbólicos. En los textos dedicados a cada uno de ellos hay elementos descriptivos -qué es cada uno-, analíticos -de qué manera se configuró su contexto- y relacionales -de qué forma fueron considerados únicos en cada momento histórico, cómo adquirieron una pátina o configuración determinada-. Pero, sobre todo, portan significado por el aura que contienen, el amor con que fueron fabricados y la evocación que provocan en nosotros. Es un buen libro que nos enseñará de forma diferente que España fue siempre un país ingenioso.

Mi maravillosa librería. Petra Hartlieb

Este libro cuenta la historia de un desafío: cómo conseguir que una librería pequeña, tradicional y de barrio se convierta en el núcleo indispensable de la vida en comunidad de una ciudad europea en el siglo XXI.
Una estupenda historia sobre cómo conseguir aquello que amamos. Una historia llena de divertidas anécdotas y emociones sin fin, que logra, gracias a una escritura ágil, directa y muy empática, que todos seamos partícipes de las alegrías y los problemas de Petra. Es, además, una maravillosa descripción de la vida diaria de muchas librerías y en muchos países: un mundo en miniatura en el que, de algún modo, habitamos todos aquellos que amamos los libros. Secillamente maravilloso.

Lectura fresca donde las haya. Una chica que no piensa mucho en el futuro, y de repente se da cuenta de que tiene treinta años y está soltera, decide que tiene que hacer algo con su vida y se pone manos a la obra para intentar resolver su situación, ¿Te suena?

Las decepciones se transforman en desesperación y, en un momento de lucidez, Sheila toma una decisión: suicidarse. Pero antes de hacerlo, quiere poner sus cosas en orden y escribir una larga nota explicándolo todo. Décadas después de su publicación Sheila Levine está muerta y vive en Nueva York continúa siendo la nota de suicidio más divertida que se haya escrito nunca. ¿Quiere saber de que va todo este embrollo? No dudes en pasar por ejemplo, una buena tarde de domingo, entre estas páginas.

Los besos en el pan. Almudena Grandes

Para sumergirte en fragmentos sobrecogedores este es el libro que debes escoger. Una novela grande que enseña, que revela, que emociona, que motiva, que recuerda y que nos pasea por valores somo la solidaridad, la superación, la lucha, indignación, la rabia, las ganas…

¿Qué puede llegar a ocurrirles a los vecinos de un barrio cualquiera en estos tiempos difíciles? En la peluquería, en el bar, en las oficinas o en el centro de salud, muchos vecinos, protagonistas de esta delicada novela coral, vivirán momentos agridulces, de ternura y tesón. Y aprenderán por qué sus abuelos les enseñaron, cuando eran niños, a besar el pan.

Wonderland. Un viaje maravilloso. Lady Desidia y Cristina Carmerena

Esta obra es sin duda, un ejercicio de síntesis impresionante. Un libro maravillosamente ilustrado donde sus autoras hablan de manera poética, divertida e interesante de lo que para ellas es importante en la vida. Se unen la palabra y la imagen para llevarnos de viaje. Leerlo es toda una experiencia.

Un viaje que empieza en el borde del mar y acaba en el borde del universo
Un sueño de agua y de tierra firme
Un amor que es el hilo que teje la vida
Una vida que es juego
Un tiempo presente y eterno
Una soledad acompañada
Una amiga del alma
Una dimensión mágica
Una mirada que crea y se recrea
Una lluvia que es caricia y es tormenta
Uno y uno que son tres
Una carta que viaja en el tiempo
Una ausencia de miedo
Un manifiesto desde el corazón
Un gran tapiz de vida
Peces, tucanes, caballitos de mar y galaxias
Un viaje a la maravilla.

Entrada publicada en Cris de la Torre, Novela | Etiquetas: , , , | Dejar un comentario

5 libros para leer frente al mar

Por Cris de la Torre.

Piensa en ese momento en el que llegas a la playa, por la mañana temprano, a la hora del aperitivo, cuando el sol está más cerca, al caer la tarde… Sea cual sea tu elección, seguro que es muy especial y en muchas ocasiones sólo deseas compartir ese espacio con un buen libro. Pues bien, aquí os dejo mi cuidada selección para leer frente al mar:

 

1. El gato que venía del cielo, de Hiraide Takashi.

Es un libro de lectura pausada que  encierra un tono poético exquisito entre su prosa. Te atrapa sin que te des cuenta y eso lo convierte en una de esas obras que te descubren un poco más. Una pareja que se aparta de la agitación de Tokio con una nueva vida, y un gato enigmático que decide adoptarles como dueños, te ofrecen una historia intrigante convirtiéndose en el centro de una intriga sutil, sin olvidar la inteligencia y los toques de humor. Personalmente lo recomiendo leer con la caída del sol!

Los gatos que salen de las casas no dudan un instante en cruzar fronteras que solo existen para los humanos.

2. Martes con mi viejo profesor, de Mitch Albom.

Si te apetece leer verdades profundas sobre la vida, el amor y la amistad, este libro es el tuyo y cerca del mar el entorno perfecto. Es una obra biográfica que se corresponde con una parte importante de la vida de su autor. Mitch y su profesor de sociología, Morrie Schwartz, eligieron los martes para dedicarlos a una asignatura diferente denominada “la vida”. Sus conversaciones se convierten en este relato extraordinario que repasa grandes lecciones de la vida, tales como las emociones, los arrepentimientos, la familia, el día perfecto, el perdón, el adiós… mientras, Morrie pasa por una dura enfermedad que determina parte del hilo de la obra, el resto de aprendizajes corren a cargo de tu mente y tu corazón. Una obra que cautiva a lo grande y despierta interesantes reflexiones. Esta mejor dejarla para la hora del día en la que sol brilla más fuerte ;-)

Un combate de lucha libre–dice, riéndose–. Sí, la vida podría describirse así.

3. El libro de los abrazos, de Eduardo Galeano.

Un libro de puro Galeano donde se disfruta de una forma mágica su maravillosa forma de recrear el mundo, o lo que es lo mismo comparte con nosotros su mundo, todo un privilegio leído entre grandes relatos. Es un libro de historias que hacen especial cada página, que te tocan por dentro y te hacen tan triste y pensativo como alegre. Su lectura es ligera y amena, pausada, tu eliges donde empiezas, donde paras. Celebraciones, sucedidos, profecías, crónicas, sueños, memorias y desmemorias, es el resultado de una inspiración única.

- Pero papá – dijo Josep, llorando -. Si Dios no existe, ¿quién hizo el mundo?
- Tonto – dijo el obrero, cabizbajo, casi en secreto -. Tonto. Al mundo lo hicimos nosotros, los albañiles. 
4. Las grandes mujeres, de Alfonsina Storni. Un libro difícil de describir, sobre todo porque nos ofrece mucho de su autora, y Alfonsina es una de esas mujeres que da un poco miedo descubrir, de grandes profundidades. Ironía, humor, desgarro, anhelos, el poder de la palabra está con ella en este libro de poemas, que para mi son como gritos llenos de flores y de besos por la libertad.  Si eliges sentarte en la playa a primera hora de la mañana, quizás abrir algunas páginas de este libro pueda ser una buena opción para arrancar tu cita con el mar. 

 

5. La magnitud de la tragedia, de Quim Monzó.

Con ese estilazo grotescto que caracteriza a este autor, Quim nos relata en este libro la historia de un trompetista cuarentón que por fin alcanza su sueño de salir con la vedette del teatro donde trabaja, pero ese sueño pomposo se convertirá en un problema llamado erección! Una buena dosis de humor irónico y sarcasmo para combatir las primeras horas de calor en la playa.

Entrada publicada en Cris de la Torre, Libros, QproQuo | Etiquetas: , , , , , | Dejar un comentario

III Concurso Microrrelatos: esconder, rumbo, podrido, felicidad

SEMANA DEL 18 AL 24 DE MAYO

Juego de supervivencia

En este mundo sin rumbo los poderosos que juegan a ser Dios se esconden, mientras en sus pantallas de plasma ven pobres cogiendo comida podrida de la basura. Y mientras el mundo finge que hay felicidad, yo juego a buscar la verdad aunque me lo impidan esos cabrones.

Tomás Lobato Brotons

¿A qué le llamas música?

Me escondo tras estos muros de rap, el regaetton está podrido, la música toma un rumbo equivocado, que si Justin, que si Abraham…
Es la rima de la calle, con mi poder no habrá quien me calle.
La felicidad está en la buena rima, así se llega a la cima.

Tomás Lobato Brotons

Mi camino:

Puedo esconder este podrido corazón tras el paraguas de mi maquillaje. Puede que haga como que no escucho, como si me convirtiera en piedra. Más no es así: siento… Avanzo sin rumbo, sin saber qué me deparan mis pasos, pero sé cuál será mi destino: mi felicidad. La alcanzaré. Viviré.

Mavi Tomé Merchán

Eres un engaño

Creía que conocía el rumbo de tus pasos, creía que aceptar tu voluntad me conduciría a la felicidad. Más no era así: en un corazón podrido como el tuyo, capaz de esconder tu verdadero “yo” tras una falsa sonrisa, sólo podía aguardar la perdición. No me engañas. Ya no.

Mavi Tomé Merchán

 Amor prohibido

Marco había decidido huir, poner rumbo a otra ciudad. Estaba cansado de esconder su amor por Angeló. No quería renunciar a su felicidad, ni vivir fingiendo ser el hombre que no era. En Sicilia todo estaba podrido, corrupto, la mafia controlaba todo. Ser homosexual entre mafiosos, no estaba bien visto.

Marisa del Prado

Encontrarse

Pensaba que la felicidad se quería esconder de mí y no la encontraba. Necesitaba volver a tomar el rumbo de mi vida, que otros controlaban por mí. Me sentía culpable por pertenecer a un sistema podrido en el que todo tenía un precio. Ayudar desinteresadamente a otros me hizo encontrarla.

Marisa del Prado

Un nuevo periodo

El Líder Máximo comenzó su discurso criticando la costumbre de esconder todo lo que el régimen tenía de podrido. Anunció que iba a iniciarse un rumbo que llevaría a un nuevo periodo de felicidad. Entonces, para sorpresa de todos, el Líder Máximo sacó su pistola y apuntó a la cámara.

 Plácido Romero

La sonrisa dorada

No trates de esconder tu flaqueza, aprende de ella. Pon rumbo al epicentro de tu esencia y que el podrido ruido no apague tu luz. El miedo no es real, la felicidad es vivir con pasión y bailar bajo la tormenta. Ella me sonrió…Cariño ¿Bailamos?

 Eva Fuentes

El deseo

En mi sueño querías ser mujer, nada tenías que esconder. En la realidad no sé quién eres, aunque este cambio de rumbo me destierra. Hoy te observé durante horas. Estás tan ocupado buscándote un nombre en un mundo podrido, que se olvidó el único que te hace falta. Felicidad.

 Cristina Velázquez

Amores

La verdad es que no me gustaban sus canciones, eran de un pop empalagoso que olía a podrido. Sin embargo, no podía esconder mi cara de felicidad rumbo a cada concierto, donde él cantaría orgulloso, y yo, esperaría el final de cada tema para volver a quererlo un poco más.

 Cristina Velázquez

Inocencia

La niña rompió a llorar. Se había escondido para escapar de él, pero estaba aterrada. La realidad no era como se la habían pintado, no. En aquel momento descubrió que el mundo estaba podrido.

Caminó sin rumbo, mientras la sangre recorría sus muslos, intentando alcanzar la felicidad.

Beatriz Yolanda Lage

Tramposa

La trampa estaba preparada, la felicidad urdió un plan perfecto. Condujo sin rumbo por lugares infestados de horror y falsedad. Nadie lo habría escondido mejor que ella. En el lugar más recóndito, más podrido de su ser sembró la semilla de la duda.

Beatriz Yolanda Lage

Un final feliz

Tantos años en ese podrido silencio, resulta ser el motivo apasionante de un intenso rumbo en busca de algo más que la felicidad. Esconder mi alma en el silencio había terminado.

 Andre Alves

 Un final triste

Sigue rumbo en busca de la felicidad, en mi pasado podrido donde había escondido bien, el fondo de mi horripilante vida. ¡Esconder es el motivo de mi ser!

 Andre Alves

 Mundo gris

A menudo procuro esconder mi felicidad bajo un rictus de prudente seriedad. En este mundo, en el que la palabra crisis azota sin tregua, está mal visto mostrar alegría en público. A veces, mientras mantengo el rumbo hacia la consecución de mis sueños, incluso simulo estar podrido por dentro.

Eva Castro

 Metáfora para la vida

Si quieres encarrilar tu vida y mantener el buen rumbo hacia la felicidad debes abandonar tus miedos – me dijo mientras retiraba un higo podrido de la fuente. ¿Ves?, es como este fruto, si lo dejamos ahí, contaminará al resto y jamás conoceremos su maravilloso sabor… Entonces lo entendí.

Eva Castro

 El Paraíso del Diablo

Mientras su cuerpo se envuelve en un caparazón errático, sus fábulas embaucan a la felicidad, la invitan a un lugar inhóspito, donde las almas podridas por la codicia, juegan a esconder los cadáveres de los pobres inocentes, que por la ira de Dios fueron condenados a vagar sin rumbo.

 

Manuel Puertas Gil

 Adolescencia

Pasean sin rumbo. Se besan durante horas. Sonríen. Bailan. Hacen que nuestro hogar esté tan podrido de felicidad que a veces, incluso, me tengo que esconder en mi cuarto para no contemplar sus continuos arrumacos. No los soporto ¿Por qué no podré tener unos padres divorciados, como todo el mundo?

Raúl Clavero Blázquez

Monstruo

—¿Por qué se iba a esconder aquí un monstruo?

Mi padre, divertido, abrió la puerta del armario; un olor a podrido impregnó la habitación. Le empujé y le encerré dentro. Cuando los golpes cesaron, puse rumbo al salón, silbando con felicidad. Mi precioso monstruo tenía hambre. Busqué a mi madre.

Vanessa Proaño Puerta

Reanimación

Le hizo el boca a boca a aquel amor herido, tratando de insuflarle sentimientos de nuevo, sin esconder su desesperación por revivir un tiempo pretérito de felicidad. Al ver que el corazón, fatigado, exhalaba su último aliento, con hedor a podrido, ella desistió y puso rumbo a otra parte.

Vanessa Proaño Puerta

Praxis del campesino

No creas  hijo, no, que el rumbo es azaroso; que la noche aprieta y los días atruenan, fugaces. No olvides, no, rubricar la felicidad antes que pudra la carne; y esconder el cuello a la guadaña que todo sega. Sólo así crecerán altos los pastos de media tarde.

 Pedro Montero

 AIV…

Quizá  estas míseras letras sean pasaporte a Zornitsa, rumbo a ti. Míseras son pues, como sabes,  nunca escribo “hacia fuera”. Detesto exponerme a los focos, ya que siento lo escondido pudrirse en el atrio. A pesar de estas circunstancias, suscribo feliz nuestro pronto reencuentro. Mi rúbrica final es tu sonrisa.

Pedro Montero

 Mafias: la sangre del inocente

Aquella fría mañana, se dirigieron rumbo al colegio en sus viejas motocicletas. Allí, los hermanos Alvarado controlaban la entrada de los alumnos como cada mañana. Los maleantes no se escondieron de la multitud y acribillaron sus vidas. La felicidad de los inocentes asesinada, en un segundo, por un sistema podrido.

Ana González Rudner

http://elcomercio.pe/lima/accidentes/crimen-colegio-san-juan-lurigancho-dejo-dos-muertos-noticia-1812562?ref=nota_lima&ft=mod_leatambien&e=foto

Sentencia

Cambia tu rumbo antes de que sea demasiado tarde. El que se esconde de su propio camino o alberga  podridos propósitos jamás conocerá la Felicidad.

Ana González Rudner

Te extraño

Después de que abandonara este mundo, anduvo largo tiempo sin rumbo. Un asfixiante olor a podrido le envolvía y trató de esconder su tristeza, buscando en los recuerdos un asidero emocional al que poder agarrarse. Pero desde que ella se marchó se fue, también, su esperanza de felicidad.

Miguel Ángel Muñoz Alonso

Entre tinieblas

Se me agotó el tiempo y ya no pude enderezar mi rumbo. Sólo quería un poco de felicidad, pero la suerte me fue esquiva una vez más. Traté de esconder el hacha, aún ensangrentada, pero ya era tarde y acabé mis días en aquel podrido antro del infierno.

Miguel Ángel Muñoz Alonso

Cuento de hadas

El hada madrina le dijo:
“Si quieres encontrar la llave de la felicidad, no debes esconder tus sentimientos. Busca en el fondo de tu corazón y encontrarás el rumbo que te acercará a ella”.
Por más que hurgó, el verdugo solo encontró el hedor a podrido de trabajo tan insolidario.

 Miguel Ángel Muñoz Alonso

Pobre rico

Aunque estaba podrido de dinero, cierto día decidió dar un cambio de rumbo a su vida. Hastiado de lujo y lisonjas, decidió esconder su identidad y regalar su inmensa fortuna a quien fuera capaz de explicarle qué era la felicidad. Mas para su desgracia, siguió siendo inmensamente rico.

 Miguel Ángel Muñoz Alonso

Ambición peligrosa

Después de hacerse con el botín, la felicidad apareció en sus ojillos. Guardó la presa en su guarida, donde el olor a podrido invadía la despensa. Tras esconder su nueva pieza, la comadreja reemprendió el rumbo a la aventura. Pero al salir tropezó con maese raposo pagando cara su ambición.

Miguel Ángel Muñoz Alonso

 En busca de la felicidad

 ¡Oh, capitán! ¡Mi capitán! ¿A dónde vamos por alta mar?

Vamos sin rumbo grumete mío, pues es allí donde nos espera.

¿Qué nos espera capitán?

Por supuesto: ¡la felicidad!

¿La felicidad? ¿Dónde está?

¡Escondida! Y tristemente… podrida.

¿Podrida?

Podrida. La salvaremos de aquellos que no supieron apreciarla en tierra firme.

 Carlos Bejines López

 Decisiones

La conversación había tomado un rumbo incierto. Ni siquiera nos mirábamos y, en realidad, ya no me importaba. Él había dejado de ser él, y yo no tenía nada que esconder. A veces el camino hacia la felicidad consiste en eso: transformar un amor podrido en un simple recuerdo.

 Inma Márquez Fernández

 1912

Sus billetes tenían por destino la felicidad, pero cerca de la media noche, la penumbra fue a esconder un palacio de cristal. Al cruzar sus rumbos, acero y hielo, la bestia resultó malherida. Entre estertores, arrastró sus esperanzas al abismo y su esqueleto podrido será su lápida en la oscuridad.

 José Manuel Jiménez Martín

No me rendiré

No me quiero esconder, seguiré mi rumbo. Y aunque la manzana, y el cesto entero se hayan podrido, nunca cambiaré. Felicidad será llegar al final del camino sin dar patadas en las espinillas, aunque a mí me partan las piernas.

 José Manuel Jiménez Martín

Entrada publicada en QproQuo | Etiquetas: , , | Dejar un comentario

III Concurso Microrrelatos: oración, oxidado, olvidar, mejilla

SEMANA DEL 11 AL 17 DE MAYO

Soledad

Me sentía viejo, me dolían los huesos oxidados por el paso de los años. Todas las noches rezaba una oración, pedía a Dios que me llevara con él. Aquella tarde me quedé dormido, un beso en la mejilla me despertó, era mi hija, su primera visita, lloré de felicidad.

Marisa del Prado

Niñez perdida

Volví a casa, nunca pude olvidar lo que paso en mi infancia. Recuerdo la primera bofetada que recibí y las lágrimas rodando por mi mejilla. Recuerdo aquella oración que rezaba cuando el miedo me asaltaba y me escondía. Baje al sótano, allí estaba mi carricoche, oxidado, olvidado como mi niñez.

Marisa del Prado

Bienaventurados los pringados

Mis oraciones no sirven de nada, pongo la otra mejilla y solo recibo más dolor. Le grito al cielo en busca de respuestas, pero como de costumbre no responde. Las deidades se han oxidado y han olvidado a sus fieles. Que el señor se apiade de nuestra ignorancia.

Tomás Lobato Brotons

El niño de madera

En un rincón me oxido, olvidado como un juguete roto. Pero un hada me despierta con una oración. Me levanto y me miro en el espejo, mis mejillas son carnosas y mi nariz respingona.
-¡Papá mírame, ahora soy un niño de verdad!

Tomás Lobato Brotons

El librero

La magia brotaba de una sencilla oración: “¡Buenos días!”. Tras el mostrador, su mejilla se alzaba automáticamente dejando paso a una tímida sonrisa. Ella entraba en la librería a diario para olvidar su historia. Él engrasaba las alas de su corazón oxidado mientras ella ponía rumbo a mundos imposibles.

 Inma Márquez Fernández

 Danza de cuerpos

Quiero que dances en mi vientre. Quiero que hagas vibrar este cuerpo que creía oxidado. Grito. Una lágrima recorre mi mejilla. Tus ojos clavados en los míos. Creí que podría olvidar este sentimiento… He vuelto a nacer bajo tu peso. Tu cuerpo. El mío. Esta es mi oración.

 Mavi Tomé Merchán

Nadie me escucha

Mis ojos se pierden en la lejanía, siento cómo una lágrima delinea mi mejilla. Dedos que se entrelazan. Labios que musitan una súplica, una oración. Creí que podría olvidar lo que un día sentí, creí que mi corazón se habría oxidado. Mas no es así. Lloro, siento, amo…

 Mavi Tomé Merchán

 El legado

De todo lo que él me enseñó, olvidé mucho. No recuerdo aquella nocturna oración oxidada, ni las batallitas de una guerra cruel. Venganzas de la memoria. Lo que de él me queda es el suave olor a manzanilla, el rojo de su mejilla y el insuperable poder de la risa.

Cristina Velázquez

Amigos de follar

“La primera vez que duermes sin follar con alguien es que la cosa es seria o el amor está oxidado”. Él jamás lo pudo olvidar. Le haría el amor cada día durante años, su oración se convirtió en religión. No quería compromiso, se despedía con un beso en la mejilla.

Cristina Velázquez

Auschwitz

Ninguna oración puede salvarte aquí, ni tan siquiera hacerte olvidar. Me empujan, en un tumulto de cadáveres andantes, hacia mi triste final. El aire regurgita el olor oxidado de las alambradas revuelto con el de la carne podrida de mi pueblo. Una lágrima cae por mi mejilla. No tengo escapatoria.

Ana González Rudner

Incondicional 

Es fácil recordar queriendo olvidar, sus oxidados recuerdos hoy no tenían un buen día, en su oración buscaba respuestas pero sólo encontraba ausencia, él la amaba, ella apenas le miraba…¡Vete de aquí, vete! Tranquilo, es martes, ella odia los martes. Cariño ¿Me dejas darte un beso en la mejilla?

Eva Fuentes

 Mi musa

Palpo en tu corazón oxidado! En mi oración intento olvidar que hago lagrimas correr por tus maravillosas mejillas, soplo con emoción para devolver color a tu corazón.

 André Alves

 Musami

Al margen de tu oxidado ser, había un olvido expectante, que con oración y bastante esfuerzo, dibujaría tu mejilla colorada con el bonito color que me gustaba ver todas las mañanas.

André Alves

 Cuando el alma se rompe

 Cada luna llena repetía la misma oración. Rezaba a las palabras como antídoto, creyendo que así podría olvidar que su mejilla seguía fría desde que ella no estaba. Sobrevivía con la ilusión de que aquel rincón oxidado del alma podría repararse. De que ella volvería. Tarde, demasiado tarde.

 Laura González Vives

 

Como matar la enfermedad

El color de esas mejillas volvía a la vida. Cuando dejó de recitar esa oración y empezó a creérsela de verdad, todo iba más sobre ruedas. Ese tumor no iba a matar su alma y mucho menos ese hospital oxidado. Decidió olvidar su sufrimiento y éste empezó a desaparecer.

 Laura González Vives

Ejecución inminente

Me sentía tan mal intentando olvidar que hasta mi alma presentó su formal dimisión de mi cuerpo. Me aferré a una oración, pero ni las plegarias evitaron que una densa lágrima cayera a plomo sobre mi mejilla. La otra bastante tenía con sujetar el oxidado revólver antes de ser detonado.

Miguel Ángel Muñoz Alonso

Alzheimer

¿Cómo vas a olvidar la oración de la Virgen del Madroñal? Niño, estás oxidado mentalmente. Ven, anda, dame un besito en la mejilla.

 Francisco Moreno

Noches de bourbon

Tenía el corazón oxidado por el rencor y el hígado embalsamado por litros de alcohol, en un vano intento por olvidar. Una herida en la mejilla refrendaba su última caída al abismo de sus lodos etílicos. Aún tuvo fuerzas para entonar su oración favorita: camarero, sírvame otra copa de bourbon.

Miguel Ángel Muñoz Alonso

Te veré en mis sueños

Era del todo imposible que la pudiera olvidar, aunque el dolor me tenía oxidado y sin esperanzas. Tomé su mano, acaricié su mejilla de piel suave, como la de un bebé. Fijó su mirada en mis ojos y me dedicó una última oración. Esta noche te veré en mis sueños.

 Miguel Ángel Muñoz Alonso

Dios

Asomó tras el primer rayo de luz, la oración había dado sus frutos. No era hombre, tampoco mujer, solo recuerdo su mejilla rozando la mía. Ya no me queda nada de aquello, un recuerdo oxidado para olvidar.

 Carlos Bejines

 Insublimación

Advienen los días como tormenta al náufrago, refugiado a este llanto de geometría oxidada. Me es imposible descansar a oscuras, pues hay sonidos que mi pecho no olvida. A veces despierto anegado en lágrimas, en desesperada oración, anhelando que el monstruo, al fin, haya huído, derramado por mis mejillas.

Pedro Montero

 Referente al caos

Ruinas. Algunos puentes envueltos en óxido se alzan, anquilosados, al horizonte. Regresan bandadas de cuervos negros, graznan escuetas oraciones, himnos de un cadáver. A menudo olvido que las caídas acaecen producto del fragor gravitacional, y mis mejillas se anclan a labios de poca fe.

Pedro Montero

Morir en tierra

Caminando entre escotas, el capitán observaba los despojos oxidados de su pequeño. Todavía se le alzaban las mejillas, sonriendo al recordar su olor a recién pintado cuando embarcó por primera vez. Miró al mar, en actitud de oración, sintiendo su alma también oxidada, olvidada y dejada a morir en tierra.

José Manuel Jiménez Martín

Morir la vida

Su rostro era imperturbable y sereno, con la mejilla oxidada por haber dejado de crear arrugas de felicidad o pesadumbre un tiempo atrás. Quizás, lo único que le quedaba era no olvidar aquella oración que le conectaba con Dios, con la esperanza de que le devolviera el tiempo no vivido.

Antonio González Rodríguez

El asalto a la Fortaleza Bastiani

Cuando sonó la alarma, el soldado bajó resollando a la armería. Le costó colocarse el oxidado peto. Mientras corría hacia las murallas, musitó la oración guerrera que no había logrado olvidar. El sudor le corría por la mejilla. La guarnición estaba preparada cuando el comandante Drogo ordenó finalizar el simulacro.

 Plácido Romero

 Detalles inadvertidos

Sus ojos verdes brillaban entre los bancos oxidados de la iglesia. Su belleza era imposible de olvidar, no así su nombre. Con cada oración que murmuraba, a Dios se le encendían las mejillas. No es justo que tan pocas personas hayan podido admirarla. Incluso Dios aprende algo todos los días.

 Mario Husillos

 Ruleta rusa

Plantado desnudo en medio de la habitación solo quería olvidar y ser olvidado. Las relaciones de una noche son muy  injustas. Con las mejillas rojas, solo fue capaz de tartamudear una oración: “es la primera vez que me pasa, debo estar oxidado”.

 Mario Husillos

 Gemelos

Juan se levanta para su oración. Otro día calcado al anterior, piensa. No puede olvidar que la cicatriz de su mejilla es el único rasgo que los diferencia. En el autobús, lo vuelve a encontrar, como cada día, frente a él, leyendo el diario. Ninguno habla.

 Rafa Casielles Restoy

Entrada publicada en Concurso de Microrrelatos, QproQuo | Etiquetas: , , , , | Dejar un comentario

III Concurso microrrelatos: sal, suerte, prender, cordura.

SEMANA DEL 4 al 10 DE MAYO

Superstición

Dicen que tirar sal trae mala suerte. Tendré que prender mi cordura para seguir siendo desafortunado…

Francisco Moreno Martínez

 Bendito seas

Bendigo el día en que la suerte hizo que nos encontráramos, en que nuestros cuerpos se convirtieron en juguetes de las olas y la sal impregnó nuestros labios. Bendigo mi falta de cordura al decir que sí, esa locura que hace prender la llama del amor cada noche. Muda oración de cuerpos.

Mavi Tomé Merchán

 Mi perdición

Sentí que me perdía en la suerte de sus pasos, sentí que mi poca cordura huía al verte marchar. En mis mejillas, lágrimas que dejan su sabor a sal. Un dolor que prende en mi pecho. Me caigo, me pierdo. Te vas, sólo puedo dejarte ir. Eso también es amor.

Mavi Tomé Merchán

Más vale tarde.

-¡Sal de mi vida!
Le dijo ella una vez despertó de su letargo. Aquel hombre había prendido con una llama su cordura poco a poco durante años, pero por suerte ella consiguió ver la realidad y llamó a la policía para meterle en la cárcel y acabar con su maltrato.

Tomás Lobato Brotons

 Todos los tontos son afortunados.

Tiro la sal por encima de mi hombro esperando tener suerte. Rompo los espejos esperando conseguir fortuna. Me levanto con el pie izquierdo para tener un buen día y prendo mis fotos esperando ser más hermoso. Y compro piedras sagradas para no perder mi cordura.

 Tomás Lobato Brotons

Adiós, tristeza

El infortunio le venía de cuna y jamás  pudo prender el bastión de la suerte, entre desgracias y sobresaltos. Se alimentaba de tristeza y la piel le sabía a sal de tanta lágrima vertida. Antes de perder la cordura, esbozó una sonrisa al abrazar la balsámica negritud de la muerte.

Miguel Ángel Muñoz Alonso

Manicomios

Entre viejas paredes de sal y humedad conviven los desheredados de la cordura, los huérfanos de la razón, pobres gentes abandonadas a su suerte. Anhelan prender la bandera de la libertad, agarrados al óxido de los barrotes, mientras sus gritos se pierden en largos pasillos de olvido e indiferencia.

Miguel Ángel Muñoz Alonso

Tú y yo y el mar

El olor a mar y sal me hacen acordarme de ti, de la suerte que tuve al conocerte. Perdí la cordura, casi roce la locura, me deje prendar de tu hermosura, tu persona. Y así acabamos como dos locos enamorados, abrazados en aquella playa, viendo juntos el amanecer, hasta hoy.

Marisa del Prado

Valentía

Pensaba en su mala suerte, mientras se tomaba un tequila con sal. No era capaz de volver a prender la llama y avivar el fuego de su corazón. Tenía miedo de volverse loco, perder la cordura. Aquel maldito lugar, alejado de ella, perdido, sin rumbo. Bebió y regreso a buscarla.

Marisa del Prado

Mi sensata cordura

¿Por qué mis lágrimas saben a sal? Al prender la llama de mis momentáneos recuerdos, pensé en la suerte que tuve al conocerle. Ahí está él, tocando mi canción preferida…¡Cariño, es de locos volver a la cordura! Él me sonrió tímidamente. Ven, ven y baila conmigo…

Eva Fuentes

Despedida

Sal por este agujero, él te esperará al final del corredor. Tendrás que prender esta vela para poder ver. Recuerda girar siempre a la derecha y nunca mires atrás. Yo me quedaré en la celda tratando de mantener la cordura. Nos veremos pronto, lo prometo. Que tengas suerte, hijo mío.

 Rafa Casielles Restoy

 Encerrado

Esta habitación debería prender en llamas y así acabar con el monstruo que amenaza mi cordura. Sal de aquí, estúpida voz, deja de gritar, de hurgar en mis entrañas. Vete a otro lugar a probar suerte, te odio tanto …, y saber que soy yo quien te alimenta.

 Rafa Casielles Restoy

 Sabe a libertad

¿Suerte?, pensó. Quien crea en esa habrá perdido la cordura. Cristales rotos, sal sobre la mesa y yo, bailando por encima descalza. He decidido prender el vestido, quitarme el pintalabios, salir a la terraza desnuda. Quiero reclamar la libertad, quiero ser mi propia bandera. Quiero, con eso basta.

Laura González Vives

 Un gramo más

Obnubilado frente a la catarsis. Tras los párpados aún aguarda la cordura. Medio gramo más. Prenden bajo la piel cálidos enjambres endemoniados, sal negra. Sí, con suerte huirán las voces entrelazadas, la criptología mental y los rostros familiares. Tal vez sentado frente al abismo aclare esta incógnita…

…Madre, ¿eres tú?

Pedro Montero

 La carne del sueño

Guardo reminiscencias de aquel mar ignoto en cuya ahorcada orilla yacían ángeles putrefactos, pendientes de medicación. Dios me observaba, a ratos, discutiendo mi cordura y pertrechando esta suerte, compañera indolente de tantas travesías. Extraños fragmentos de sal prendían la horquilla del sueño mientras mis entrañas balbuceaban al vacío plegarias huecas.

Pedro Montero

La fuga

Señales, señales… ¿Acaso no les ponen el significado aquellos que las fabrican? Para mí el fuego y la sal nunca fueron un problema. Cuando la primera llama prendió, temí que un sólo movimiento pudiera cambiar mi suerte, que un soplo de cordura apareciera en tu rostro. Pero sonreíste, me querías.

Cristina Velázquez

 ‘Coachee’

En cuanto se prende la luz, me digo: ¡Ponle sal a la vida! Lo repito doce veces al día. También invoco a la suerte, a la buena, subiendo mi energía kundalini hasta la cabeza. Y, a veces, cuando pienso que ya perdí la cordura, me da por reír y reír.

 Cristina Velázquez

Alzando el vuelo

Condimentando con sal la suerte podremos mantenernos vivos en un mundo sin esperanza. Pero para ello habrá que prender las ataduras que nos mantienen con amarga cordura y que alzar el vuelo no nos permiten.

Antonio Gonzáles Rodríguez

Y comieron perdices

Soñé que la suerte estaba de mi lado y que juntos perdíamos la cordura al prender aquella mecha. El sabor a sal de tu cuerpo me hizo creer que era posible, y así comenzamos a vivir juntos esta preciosa locura.

 Ángela Magno

La redención de Stanley Lord

Agua y sal recorrían sus venas. Ahogándose en tierra, ya había perdido la cordura, y sólo clamaba a su suerte para que el espectro de aquel maldito barco llegase para prender su alma y hundirla lejos de las miradas de aquellos que “sabían” que vio lo que nunca vio.

 José Manuel Jiménez Martín

Solo me quedará

Inevitablemente la sal cayó. Mi torpeza lo encolerizó y se llevó la tranquilidad y la suerte que había tenido hasta entonces. Su locura y rabia me atemorizaban; y un día más sus manos me prendieron ferozmente, quedándome solo  aguantar e implorar que no me matase, esperarlo una vez más.

Esther Cuenca Peña

Entrada publicada en Concurso de Microrrelatos, QproQuo | Etiquetas: , , , | Dejar un comentario

III Concurso microrrelatos: música, sombras, romper, fuerte.

SEMANA DEL 27 DE ABRIL AL 3 DE MAYO

Silencio

Hablas fuerte y tus sombras ahogan. Deja romper la música con tus gritos sordos.

Francisco Moreno Martínez

Ámame o rómpeme…

La luz de la luna perfila la sombra de nuestros cuerpos; el silencio, acentúa la música de nuestros jadeos. Mis piernas se enredan en las tuyas sintiendo tu fuerte abrazo. Me pierdo en ti. Siento que me rompo bajo tu peso, ante tu empuje. Ámame, hazme tuya…

Mavi Tomé Merchán

La playa…

Sombras de arena que se dibujan en la orilla, fuertes deseos que se pierden en las olas. Tu música colma mis deseos, en tanto que tu tacto rompe mis esquemas. Ante nosotros, este mar que baña nuestros cuerpos desnudos. Me pierdes, nos perdemos. Y sobre nosotros, la Luna.

Mavi Tomé Merchán

Esbozo de un terror nocturno

Por la noche, conseguía trasponer la oscuridad provocada por las sombras de sus pensamientos al golpear con un fuerte entusiasmo las teclas de su piano.  Con aquella música pretendía romper su alma consumida por el hastío de la cotidianidad para volver a rehacerla al día siguiente.

Antonio González Rodríguez

 Transpariencia… y una *

Las mentiras de los políticos son música para mis oídos, aunque corrompen las almas con oscuridad y rompen sus promesas como si de papel se tratase. Aquello que dicen es tan cierto como una sombra que se oculta tras un fuerte muro de acero oxidado.

Tomás Lobato Brotons

La misión del alma

A veces al corazón le hace falta un fuerte empujón para que vea la dura realidad. El mundo está cubierto por sombras. La música nos dice que debemos romper con la realidad y moldearla a nuestro gusto. Ese es nuestro deber en la vida.

Tomás Lobato Brotons

 Rituales

Al fondo del callejón, una débil luz se abría paso entre una densa maraña de sombras. A medida que me acercaba podía oír una música, cada vez más fuerte, en torno a un fuego donde se celebraba una suerte de conjuro para romper el maleficio del presente.

Miguel Ángel Muñoz Alonso

 El fin de la inocencia

En los albores del universo la música chispeaba las almas del difunto. Ajado en sombras el espacio rompió a llorar. Una fuerte convulsión, un pálpito de estertores. Entre lágrimas y moléculas ingrávidas prendió el candil y el cieno cubrió el mirar; una ceguera insomne.

Pedro Montero

Ángulo muerto

Absortas sombras en duelo persiguen la esquina. Las fauces de la urbe atruenan, ecos claustrofóbicos. Al horizonte vagan siluetas dispuestas al vuelo. En ocasiones, con la noche, hueso y sangre cesan de latir. El silencio cala hondo y una amalgama gris rompe la sangre añeja, sobre el asfalto, allá lejos.

Pedro Montero

Antes de él

Había malgastado las horas, pasado los días a solas, los veranos viendo pasar sombras por la ventana, su música era un fuerte silencio capaz  de romper la cordura. La luz de su habitación brillaba cada noche. Hasta que lo conoció a él, apagaron las luces y le iluminó la vida.

José Alberto García

¡Tengo luces!

A  veces la gente se paraba delante de él, sin decir nada.  Había  quien ponía la música fuerte.  Luego  salían  a toda prisa y  pensaba  que le iban a romper en dos.  El  pobre  semáforo  no  entendía  nada  hasta  que  vio  entre  las  sombras aquellas curiosas luces que emitía.

José Alberto García

Menudo olvido

Para la música, Pablo. Oye, ¡me haces daño! Suelta, no me agarres tan fuerte que me vas a romper la camisa. Enciende la luz, no veo nada entre sombras. Y no me mires así, ¿cuántas veces tengo que decirte que no lo hago sin condón? Me tienes contenta.

 Rafa Casielles Restoy

 Nuestro nuevo lenguaje

Odio cuando la música no sale de mis dedos. Esos días no hablamos. Golpeo fuerte todas las teclas, como si de esa manera pudiera redimirme, pero solo encuentro sombras. Me miras, extraña, y yo me siento culpable por querer romper con todo. Esa palabra, Alzheimer, nos ha borrado la sonrisa.

 Rafa Casielles Restoy

 Huida

La música del vaivén del mar se iba apoderando de mi mente, sentía los segundos pasar al ritmo del romper de las olas. Al dejar de hacer pie, el fuerte olor a sal diluyó mis sentidos. Y las sombras de mi cabeza vencieron a mi alma.

 Ángela Magno

Olvido

No soy tan fuerte como tú crees mi amor. Tengo que ser capaz de romper con mi pasado. Acabar con las sombras que me persiguen, que me hacen daño. Me refugio en la música. Y escribo mi primera canción. Por unos momentos, me olvido de quién soy.

Marisa Del Prado

 Despedida

Allí estábamos los dos, en silenció esperando que el otro hablase. Nuestro amor no era tan fuerte como creímos en el pasado. Romper aquella relación sin sentido, era lo mejor que podía pasarnos. La música nos había unido, ahora, nos separaba. Yo por mi camino, con mi sombra y mi guitarra.

Marisa del Prado

Tornado

Eran las seis de la tarde en Oklahoma, una tarde más de primavera. La suave música tintineante del móvil de un porche comenzó a desbocarse, mientras sombras informes cubrían el cielo. La naturaleza posó su dedo prepotente para romper la arrogancia del insecto humano que se creía fuerte.

 José Manuel Jiménez Martín

Sirenas y marinos

¡Tierra, tierra!

Alzó la vista el capitán, pero apenas unas sombras atisbaba en la línea de derrota. Cuán dulce música destilaban sus voces que, sumiéndolos en tan fuerte influjo, impidiéronles virar a pesar del cercano romper de olas. Y, llegando ya su fin, erigiéronse ante ellos, hermosos ángeles de muerte…

 José Manuel Jiménez Martín

Recuerdos de un verano

Volvió invadida por el recuerdo de aquel verano. El tiempo lo había consumido todo. Las olas parecían romper menos fuerte. La arena y el sol habían perdido fuego. Las sombras de lo vivido, navegaban a orillas de sus pensamientos. Quizás, cuando la música se acaba, es mejor cerrar el telón.

 Laura González Vives

 Último cumpleaños

 Éramos solo niños, tus coletas bailaban con la música de tu casete nuevo. Me molestó tanta felicidad e hicimos aquella estúpida apuesta. Te creías tan fuerte. Pero las sombras de los trenes son más rápidas que tú y yo siempre quise romper tus reglas. Aquel día gané tristemente para siempre.

 Cristina Velázquez

 Comida de peces

La música sonaba tan fuerte que ambos nos despertamos, estábamos aterrados de cruzar nuestras miradas en esa triste habitación llena de sombras, paredes manchadas y botellas vacías por el suelo. Éramos náufragos en un mar putrefacto, jugando a vidas prohibidas en la noche, para romper a llorar en la mañana.

 Cristina Velázquez

Mi versión

Entonces oí voces que cantaban al ritmo de la música enigmática. Apenas podía ver la iglesia, aún no había amanecido y eran las sombras lo único que lograba ver. Un fuerte grito me estremeció. De repente… Silencio… que me abrumó profundamente hasta que la lluvia comenzó a caer imponente, incontenible.

Esther Cuenca Peña

Suicidio natural

La música se paró. Nadie pulsó el botón, él mismo rompió la radio. La vida no tiene sentido. Aferrarse a ella cuando ni siquiera sabemos qué es, tampoco. Pensando así saltar fue fácil. El impacto fue fuerte, pero la suavidad de las sombras eternas bien lo valía.

 Mario Husillos

 Kurt & Courtney

Courtney rompió a llorar. Verlo inmóvil en las sombras era incluso tranquilizador. Había muerto algo más que la música. ”Los quiero” había escrito como despedida. Su último deseo es que fuese fuerte y siguiese adelante. Solo una gran persona puede meterse una bala en la cabeza y vivir para siempre.

 Mario Husillos

El ave fénix

Balas que aún arañan. Las sombras de aquella ciudad volvían a la vida. Una música se repetía. Era triste y fuerte. Resultaba imposible romper con esa melodía. ¿Cómo se barren los escombros? ¿Cómo se olvida una tragedia? 1945 y un país que empezaba de cero, que había vuelto a nacer.

Laura González Vives

El grito de un susurro

No sabía de dónde procedía la voz, ya no escuchaba el sonido de las olas al romper, el susurro era intenso, aún más fuerte que ella y las sombras de su pasado la perseguían, la huían, una por cada pensamiento. Toca música para mí, cariño. Hoy me apetece bailar sola.

Eva Fuentes

Entrada publicada en Concurso de Microrrelatos, QproQuo | Etiquetas: , , , | Dejar un comentario

5 libros que darán sentido a tu siguiente lectura

Por Cris de la Torre

¿Acabas de terminarte el libro y tienes dudas de cual empezar? Yo soy de las que piensan que hay que dedicarle atención a nuestra persona antes de comenzar un libro nuevo. Párate a pensar como te sientes en ese momento, que tipo de lectura podrías necesitar o  cual es la que más le apetece a tu mente y a tu corazón, y a partir de ahí elige.

Desde Q Pro Quo te recomendamos estos 5 libros que quizás puedan inspirar tu próxima lectura:

La mujer de papel. Rabih Alameddine.

Un libro muy entiquecedor, sin duda destinado a mentes despiertas, abiertas y amantes de la literatura. Leerlo ha sido como un paseo fructifero y muy agradable, que ademas de disfrutarlo gracias a su estilo narrativo, me ha permitido tomar notas muy interesantes de fragmentos de oro de la literatura, algunos desconocidos y otros olvidados. Y si a eso le sumamos que es una obra con banda sonora de la buena, ya tienes dos pesos pesados para arrancar con su lectura hoy mismo! En el destaco el poder de la palabra.

El atelier de los deseos. Agnès Martin-Lugand.

Si lo que necesitas es un poquito de vida a través de la lectura, y empujar la lucha por tus sueños, esta obra puede ser una buena opción. Un libro positivo, interesante, emotivo y de escritura ligera capaz de mantener el suspense hasta el final! Me quedo con su autenticidad.

Alta fidelidad. Nick Hornby

Si de desconectar se trata a través de un buen libro, tengo que recomendar este! Fue escrito en 1995 y posteriormente llevado al cine en 2000, con una genial adaptación por cierto. Recoge una especie de crisis de los 30 en su protagonista, guiada por una narracion cómica, fresca y divertida. La música es un hilo conductor muy importante en toda la obra, muchos son temas de antaño pero la colección de todo el libro es espectacular! Aunque he de reconocer que debes estar puesto en música si quieres entender todos sus chistes, sobre todo del panorama de los 90. Me gusta la inteligencia con la que se desliza toda la obra, incluso en los momentos mas tensos o tristes, de ahí que se disfrute tanto de sus diálogos. Para mi, son lo mejor del libro.

Veinte poemas para ser leídos en el tranvía. Oliverio Girondo

¿La sensibilidad con toques poéticos llama a tu puerta? Pues un poco de Oliverio Girondo y de su poesía no te vendria mal. Lo leí hace poco y he de reconocer que es un libro de los que dan vértigo. Está muy fragmentado y se mezclan diferentes pensamientos y manifestaciones humanas con cierto desorden pero igualmente cautivador, por ello se ha convertido en una obra única dentro de las letras hispanoamericanas. Dedica palabras a las tradiciones, a la modernidad urbana, a amores de escalofrío, Buenos Aires, Venecia, Sevilla o Dakar. Si puedes, hazte con la edición que contiene las ilustraciones del propio poeta y disfrútalo! Me detengo en sus poemas con tintes “oníricos”.

 

El mal de Portnoy. Philip Roth 

Termino con más humor, pero este sigue una línea distinta a mi anterior recomendación. Este libro es para que te rías unos ratos alrededor de ironías. Escrito por un judío con una importante carga critíca hacia el judaísmo, es un libro divertido sobre sexo narrado en forma de monólogo, donde su protagonista, un judío llamado Alexander Portnoy, acude al psicoanalísta y durante sus sesiones confiesa que la obsesión que tiene por el sexo ha dominado su vida. Mal de Portnoy [llamado así por Alexander Portnoy (1933- )] es el trastorno en que los impulsos altruistas y morales se experimentan con mucha intensidad, pero se hallan en perpetua guerra con el deseo sexual más extremado y, en ocasiones, perverso. Es perfecto para empezarlo una noche relajada en tu sofá. Lo considero una obra interesante.

 

Queremos leer tus recomendaciones, ¿qué tienes por ahí que quieras compartir? ;) Felices lecturas!

Entrada publicada en Cris de la Torre, Libros, Novela, QproQuo | Etiquetas: , , , , , , , , , , | Dejar un comentario

Editorial del mes: Pasado & Presente. Febrero de 2015

 

Dedicada al ensayo crítico y riguroso sobre historia, ciencia y pensamiento, la editorial Pasado & Presente se cuela en nuestra mesa especial este mes con una colección de obras de narrativa histórica, investigación, economía y análisis social. Puedes conocer más sobre su trabajo a través de este enlace: Pasado&Presente

Estos son algunos de los libros que te presentamos, por supuesto puedes encontrar más títulos a través de nuestra página web o entre nuestros expositores. ¡Te esperamos!

 

LA ERA OBAMA

Autor: NOAM CHOMSKY. 

Se trata de un conjunto de conferencias, entrevistas y reflexiones (algunas ya publicadas en España con el título de Poder y Terror) que ponen en la picota la política imperialista seguida por los Estados Unidos desde el famoso 11 de septiembre hasta las guerras de Irak y Afganistán, el peligroso enfrentamiento con Irán y el asesinato de Osama Bin Laden.

CARTAS DESDE EL FIN DE MUNDO

Autor: OGURA, TOYOFUMI

Este libro, nunca antes traducido al español, es el primer testimonio jamás publicado de un superviviente de Hiroshima. El 6 de junio de 1945 los EUA arrojaron sobre Hiroshima la primera bomba atómica. Se calcula que unas 70.000 personas fallecieron al instante. Ogura estaba allí, lo vió todo y sobrevivió para contarlo. Ogura escribe una serie de cartas estremecedoras a su esposa muerta para contarle lo ocurrido en todo ese tiempo aciago y terrible.

LOS EJÉRCITOS DEL CIELO

Autor: JAY RUBENSTEIN

Esta obra cuenta la enorme empresa bélica que conocemos como Primera Cruzada. Plagada de visionarios que acudieron a Oriente con la convicción de que el fin de los tiempos estaba próximo, dispuestos a realizar el Apocalipsis en la tierra. Un extraordinario peregrinaje a Tierra Santa que culminó con la toma de Jerusalén en 1099.

INTRODUCCIÓN AL MUNDO CUÁNTICO

Autor: DAVID JOU

La más completa, clara y comprensible introducción a la mecánica cuántica. Jou nos clarifica los conceptos esenciales y sus aplicaciones prácticas. Una introducción clara y completa a uno de los campos de la ciencia más activos y que mayor interés despierta en el público en general. El profesor Jou consigue con gran capacidad pedagógica introducirnos en los principales conceptos de la cuántica, la historia de sus hitos más destacado, las principales aplicaciones, así como las inferencias más inmediatas en nuestros propios pensamientos, sentimientos y emociones. Contiene un utilísimo glosario de los conceptos más importantes de la física cuántica.

EL FUTURO ES UN PAÍS EXTRAÑO

Autor: JOSEP FONTANA LÁZARO

Tras concluir Por el bien del Imperio Josep Fontana siguió analizando los acontecimientos de la actualidad a la luz de las conclusiones de aquel exitoso título. Este nuevo libro es, por un lado, la continuación de aquel en cuanto realiza un análisis histórico crítico de los acontecimientos de los últimos años, en especial de la crisis y sus consecuencias sociales, que Fontana resume en dos patrones reincidentes: la privatización de la política y la creación de un estado represivo que acalle la rebelión social que se está organizando. Pero es también un libro que presentará a Josep Fontana como el más lúcido e incisivo de los analistas de la actualidad político social (como Tony Judt o Paul Krugman). Será una buena introducción para todos aquellos que aún no conozcan la obra del maestro de historia vivo más importante de nuestro país.

EL FRACASO DE LAS ÉLITES

Autor: MANUEL SANCHÍS

Un libro que defiende que las vías efectivas y duraderas para salir de la crisis solo se abrirán si Europa está unida política y económicamente. De los desastres de la gran crisis que acabamos de padecer, lo fundamental es sacar las lecciones prácticas que impidan que esta se repita. En el presente libro, el profesor Manuel Sanchís nos ofrece las claves imprescindibles para que España, dentro de la Unión Europea, inicie ahora una etapa de crecimiento sostenido y pleno empleo. Y para ello será fundamental que Europa deje de actuar solo como una estructura económica, y asuma de una vez el desafío de la unidad política, con todas las consecuencias que ello implica.

EN EL COMBATE POR LA HISTORIA

Autor: ÁNGEL VIÑAS

A lo largo de 50 entradas fundamentales, los 34 historiadores más brillantes que han escrito sobre la República, la Guerra Civil y el franquismo (Fontana, Preston, Viñas y Casanova entre ellos) aportan de forma definitiva, autorizada, rigurosa y crítica las claves principales para entender una etapa de nuestra historia que aún sigue suscitando demasiados desacuerdos. Organizado en capítulos breves y concisos que permiten una lectura fácil de inicio a fin o la consulta particular de determinadas voces (“Franco”, “Negrín”, “represión”, “18 de julio”…)

LEPANTO, LA BATALLA DE LOS TRES IMPERIOS

Autor: BARBERO, ALESSANDRO

El 7 de octubre de 1571 las galeras cristianas se enfrentan a la armada otomana en una batalla ciclópea que concluye con una aplastante victoria sobre el contingente turco. Serán al fin los españoles quienes controlen el Mediterráneo. Armado de toda su capacidad evocativa y de su reconocida pericia narrativa, el profesor Barbero organiza el libro como si fuese de un thriller. Una obra para el público amante de la historia de batallas y de las novelas históricas, que se lee como si se tratara de una batalla naval de la Segunda Guerra Mundial.

EL LABERINTO DEL TIEMPO

Autor: DAVID JOU

En este nuevo libro, el Dr. Jou (Introducción al mundo cuántico, Pasado & Presente 2012) reflexiona sobre la relación del tiempo con la biología, la física y la tecnología. Es una síntesis inédita sobre aspectos tan complejos como los mecanismos genéticos, el funcionamiento del cerebro, el sistema gps, las celulas madre y las más candentes revelaciones de la ciencia.

AÑO CERO. HISTORIA DE 1945

9788494212925

Autor: IAN BURUMA

El pasado del padre de Ian Buruma y en concreto sus dolorosos recuerdos de los años posteriores a la segunda guerra mundial llevaron al autor a hacer una inmersión en las vidas de miles de testigos de los acontecimientos que siguieron al fin de las batallas pero no de las hostilidades. Las venganzas y los reencuentros, los juicios y las ejecuciones, la búsqueda de la paz en una tierra desolada por la guerra…este no es un libro de tácticas y gestas militares; es el retrato humano del dolor y el espíritu de supervivencia de las personas que sufrieron la guerra en ambos bandos. Una visión estremecedora del año más decisivo para la Europa del siglo XX

 

 

 

Entrada publicada en Editoriales | Etiquetas: , , , , , | Dejar un comentario

Cinco libros que te ayudarán a ponerte en forma

La cuesta de enero llega con algunos kilos de más después del exceso de calorías que ingerimos durante las Navidades. Las comilonas, los turrones y las copitas con los amigos marcan uno de los primeros objetivos para muchos al empezar un nuevo año, perder peso, hacer deporte, cuidar la alimentación o en definitiva llevar una vida más sana. Nosotros no vamos a ofrecerte ninguna dieta milagrosa, tratamientos low cost o la última “tecnología deportiva” para perder peso sentado en el sofá, ¡tan sólo hablaremos de libros! ;-)

Aquí os dejamos 5 fantásticas recomendaciones que animaran tus lecturas informándote y aconsejándote para conseguir un ritmo de vida saludable:

EL MITO DE LAS CALORÍAS

EL MITO DE LAS CALORÍAS

¿Y si todo lo que cree que sabe sobre la pérdida de peso fuera falso? En este revolucionario programa para perder peso, Bailor ofrece una guía clara y completa sobre qué debemos comer y por qué y nos presenta un plan de alimentación con recetas y ejercicios, tan sencillo como eficaz.

COMO COMER COMO ANTES

COMER COMO ANTES, LA MEJOR DIETA

¿Cómo conciliar el placer de comer, nuestra salud y el control de nuestro peso? A contracorriente de las dietas milagrosas tan en boga, cuya nocividad queda demostrada, el Dr. Laurent Chevallier propone aquí unas soluciones sencillas y eficaces para modificar nuestro entorno alimentario. ¿Cómo? Deshabituándonos de una determinada forma de alimentación industrial, y volviendo en parte al régimen alimentario de nuestros lejanos ancestros.

CAMINAR PARA MANTENERSE EN FORMA

CAMINAR PARA MANTENERSE EN FORMA

En los distintos apartados de este libro profusamente ilustrado, el lector encontrará secuencias paso a paso que explican la técnica adecuada para realizar este sencillo entrenamiento aeróbico de bajo impacto, así como programas detallados para un amplio abanico de aptitudes físicas, regímenes de entrenamieno diario y pruebas de marcha.

LA DIETA ANTINIFLAMATORIA

LA DIETA ANTIINFLAMATORIA

La inflamación aguda merma nuestro vigor y plenitud y, si no se trata a tiempo, puede cronificarse y afectar a todos los rincones del cuerpo. Por ello cada vez más científicos la acusan de estar detrás de transtornos como la diabetes, el Alzheimer o el cáncer. La alimentación es clave para la prevención y para solucionar el problema. Santi Ávalos nos ofrece una guía holística, muy práctica y fácil de seguir, pensada para garantizar el suministro de los nutrientes realmente necesarios y evitar ingerir sustancias que agreden al organismo.

MOLDEA TU FIGURA

MOLDEA TU FIGURA

‘Moldea tu figura’ no es una propuesta más de ejercicios gimnásticos para mantenerse en forma. En sus primeras páginas se desmonta el mito de un canon femenino único para reconocer la diversidad tipológica del cuerpo femenino.

Cuando la lectora se haya identificado con el tipo que le corresponda, se encontrará no sólo con una completa serie de propuestas físicas para realizar tanto en el gimnasio como en casa, sino con numerosos consejos referentes a la alimentación o al modo de vestir que le permitirán sacar el máximo partido a su figura.

En palabras de su autor, el célebre entrenador personal Matt Roberts, «el primer paso para alcanzar el objetivo estriba en aceptar la forma básica con la que naciste. Eres como eres. El secreto para cambiar tu figura reside en sacar el máximo provecho de ella».

Entrada publicada en Libros, Práctico | Etiquetas: , , , , , , , , | Dejar un comentario

Diciembre.Editorial del mes: Corimbo

Sobre la editorial:

“En octubre de 1998 presentábamos los primeros libros de Editorial Corimbo. Desde entonces el proyecto de ofrecer a nuestros niños y niñas (y, por qué no, también a los papás) buenos libros ha ido consolidándose y contamos ya con un catálogo de más de ciento cincuenta títulos.  un libro acertado no ha de ser ni el más espectacular, ni el más grande, ni el más caro, sino el que precise en ese momento el niño o la niña. En muchos casos, un pequeño cuento sin pretensiones aparentes produce el milagro”.

Más sobre Editorial Colimbo en este enlace: www.corimbo.es

TODOS LOS PAPAS, de Andrés Sanders 

TODOS LOS PAPAS

TODOS LOS AMIGOS, de Sanders

TODOS LOS AMIGOS

LA CAJA DE PAPÁ, de Alain Le Saux

CAJA DE PAPÁ, LA

LA REINA DE LOS BESOS, de Kristien Aertsien

REINA DE LOS BESOS, LA

TODO EL MUNDO HACE CACA, de Rascal y Pascal Lemaite

TODO EL MUNDO HACE CACA

PIPI CACA, de VV.AA

PIPI CACA

CRONIÑÓN, de Miguel Gay

CRONIÑON

LA NOCHE DEL RATONC ITO PÉREZ, de Caroline Pistinier

NOCHE DEL RATONCITO PÉREZ, LA

SOFÍA, LA VACA QUE AMABA LA MÚSICA, de Geoffroy de Pednnar

SOFIA, LA VACA QUE AMABA LA MUSICA

CUANDO RUGE EL LEÓN, de Robin H. Harris

CUANDO RUGE EL LEÓN

EL SECRETO DE LUIS, de Mario Ramos

EL SECRETO DE LUIS

FEDE DIFERENTE, de Miriam Koch

FEDE DIFERENTE

LA PEQUEÑA ANA, de Kamako Sakai

LA PEQUEÑA ANA

ABRAZOS PARA TI, de Green Gershator

ABRAZOS PARA TI

Conoce todos estos títulos y muchos en nuestra sección infantil y juvenil. ¡Os esperamos!

 

Entrada publicada en Editoriales, QproQuo | Etiquetas: , , , , , , | Dejar un comentario