Concurso microrrelatos: Distancia, juego, promesa, respirar…

QUINTA CONVOCATORIA DEL 7 AL 14 DE ABRIL:

El Fin

Al fin en la distancia, lejos ya del juego y la falsa erudición, abrazó la dulce promesa de dejar de respirar

Francisco Javier Vidal Armario


El fantasma

Cumplí la promesa de no volver a respirar hasta que llegases. Hoy, como si de un juego macabro se tratase, soy yo la que retorno para llevarme tu último aliento. Ya no habrá distancia entre ambos, ya no. Porque allí a donde te llevo, no existe tiempo ni límites.

“Visel”

Ana Guzmán


Fin en el Everest

Mi promesa no era un juego, paso a paso iba acortando distanciaAlgunos días conseguí avanzar poco, pero no podía mirar hacia atrás. Emocionado llegue al Campo Base Sur, a más de cinco mil metros de altura. Podía ver la cima, pero ya me costaba respirar.

Conxi Blanco Alella


The Champions League 

Me cuesta respirar, ya no puedo seguir el ritmo del juego, aunque el murmullo de la gente me anima.

La distancia del campo se me hace insalvable y todavía quedan veinte largos minutos.

Pero pienso en mi gente y en que una promesa es una promesa. 

Hoy ganaremos la semifinal!!!!

Conxi Blanco Alella


Añoranza

Si nuestro amor fue un juego. Si no hubo promesa que fuera verdadera. ¿Qué hace que ahora en la distancia eche en falta respirar tu aliento?

Israel Lozano Domínguez


Juguemos

Ya que fue capaz tu promesa de vencer a la distancia y al tiempo, sólo dejar de respirar haría que yo abandonase nuestro juego.

Israel Lozano Domínguez


Hábitos reformados

Aún recuerdo cómo aquella sensación adictiva recorría mi espina dorsal. La promesa de acabar con mi adicción era diaria. Pero sólo podía respirar sumisión ante toda esa colorida y atractiva maquinaria. Hoy, mantengo una distancia prudente, pues no fue sólo mi vida la destruida por el juego.

 Fermín Menéndez Urbano


El pueblo cansado

La historia se repite. Con el poder, cada promesa se desvanece. “Juntos, acortaremos distancia hacia un futuro mejor”. Un juego de palabras que despierta ilusiones ante la necesidad de cambio. Otro nuevo gobierno envilecido y decrépito en valores, que nos hace olvidar qué es respirar fe en nosotros mismos.

Fermín Menéndez Urbano


Estado de malestar

Para ellos tan sólo era un juego de poder. Sus malévolos propósitos se sustentaban en una población desorientada, alimentada con falsas promesas. Desde la distancia de sus exclusivos sillones, con las mandíbulas desencajadas, planeaban asfixiar a sus dóciles marionetas hasta que dejasen de respirar

Ana González Rudner


Juegos de amor

Querían mantener las distancias, aunque sus cuerpos se conocían al milímetro. Que todo fuese un juego: algo informal, físico, ¡pura química! Nada de promesas, ni corazones, ni te quieros. Respirar en libertad es lo que más ansiaban. Y aunque sabían perfectamente lo que querían, hicieron todo lo contrario…

Ana González Rudner


 Sintomatología del amor

no podía respirar…su corazón latía al son del galope de toda una caballería… Sus rodillas, inestables como un juego de tentempié, aún temblaban. Instantes previos, la distancia entre ambos se había ido reduciendo hasta desaparecer. Se miró en sus ojos, no necesitaba ninguna promesa, sólo le necesitaba a él…

Noelia Sirena Varada


 Sin Título

Recorro lentamente tu cuello, bajando sigilosamente hacia partes más recónditas. Provoco en ti un respirar profundo donde inhalas la promesa de que no me iré temprano esta noche, ahora empieza el juego, donde no hay reglas y las distancias se acortan. Por cierto, todavía no te he dicho mi nombre, soy tu perfume…

Manuel Fernández Pinés


Anhelo

Todo comenzó como un juego, caricias y palabras que parecían inocentes; pero ya no podía respirar, me dolía la distancia que me separaba de tu piel, la promesa de tu boca me empujaba a seguir adelante y tus ojos me incitaban a perderme en el deseo.

 Es por tu bien

-       Esto no es un juego. ¡Hazme la promesa de no verlo más!

-       ¡¡No puedo!! Sin él dejaré de respirar.

-       Con qué esas tenemos… bien. Si tú no pones distancia, lo haré yo…

Ángela Magno Malagón


El origen de Vampyr  (E.M)

La promesa de un juego malicioso no tardó en cumplirse. Cada vez era menor la distancia que nos separaba. Dejé de respirar cuando sentí tu pecho en mi pecho, tu olor, la humedad de tu boca, y me refugié en tu cuerpo como un niño buscando refugio.

Rafa Casielles Restoy


Días en África

En la distancia lo encuentro un juego peligroso, pero entonces la emoción me impedía respirar escondido furtivamente tras los matorrales. Llevábamos ollas y platos metálicos que debíamos golpear si se acercaban demasiado. Y allí estaban, grandes y salvajes, inofensivos en apariencia. Walter cumplió su promesa, regresamos más vivos y felices.

 Rafa Casielles Restoy


Lejos de ti

En la distancia,una promesa. En el juego del amor, un tropiezo. Respiro tus besos y me escondo en tus abrazos. No aprendiste a perdonar lo imperdonable, al igual que a mí tampoco me enseñaron a suplicar… Pero TE AMO, hasta dolerme el recuerdo, hasta sangrarme el alma…

Marga Gil


La decisión

Ella era consciente de que tenía que inspirar confianza al juez,  la promesa hecha años atrás al imputado, pesaba sobre su cabeza. El juez le clavó la mirada, la distancia se acortaba, no podía ni respirar; sabía  que no era un juego por lo que decidió incumplir lo prometido.

Marina Vázquez Becerra


Sin aliento

Kilómetros de distancia, separan tu juego del mío.

Promesas incumplidas, falsas y estúpidas 

que devoran mi mente dejándola sola y fría.

Distancia me hace falta para poder respirar.

Casi sin aliento, no miro atrás, con paso firme

dejo tu juego…yo sigo el mío

Ahora….puedo respirar.

Vanessa Vera Quiñones


Principios

Ella prestaba atención mientras yo decía :

-Cada proyecto que he iniciado lo considero un juego para el intelecto.

Ella me recordó: 

-Cada proyecto que inicias considéralo una promesa a tu voluntad.

Dejé respirar sus palabras y tomando la distancia oportuna: ME LANCÉ

Hoy, estoy aquí, sin aliento,  pero entregada…soñadora.

Sabina Domínguez


Espíritu olímpico

Contemplaba la distancia que recorrería en pocos segundos. Sin aliento, avanzaba veloz. Su respirar desbocado se convertía en un suspiro de alivio y una sonrisa se dibujó en su rostro. El juego de colores de la grada le dio fuerzas para dar su última zancada, una huella para la gloria.

Sabina Domínguez


La promesa

Hicimos la promesa de no respirar, no sé por qué, era bastante absurdo, pero todos aguantaban, no abrían la boca, y me entró miedo, así que cogí aire.

—¡Yo no escogí este juego! —grité.

Mi voz se perdió en la distancia, ni siquiera hubo un eco que la devolviera.

Bárbara Gil


Sin título

Fue la distancia lo que me hizo fuerte. Fue la promesa cierta de un suspiro anhelante lo que me hizo incrédula. Fue el juego de mi destino quien me hizo aprender a respirar la vida hasta la última bocanada de aire. Cuál será mi camino, lo buscare  sin mirar atrás. 

Mercedes lopez fuentes


La promesa

Recuerdo en la distancia las palabras de mi padre: Hacer una promesa no es un juego. Yo lo escuchaba sin atreverme siquiera a respirar, con la inocencia de mis quince años. Aunque perdí pronto mi candidez, he procurado cumplir siempre mi palabra. Por eso estoy aquí. Hace tiempo prometí matarte.

Pablo Criado


Ante un cuerpo inerte

En la distancia, y agazapado por el miedo, es difícil ver un cuerpo respirar. Incomprensiblemente pensé en una mujer pendiente de una promesa incumplida, o un hijo esperando el juego con un padre recién muerto. Repasé mis promesas, tiznadas de guerra, y mis juegos pendientes. Y volví a agacharme.

Pablo Criado


Mi único legado

He reído y llorado. He sentido frío y dolor, pero también esperanza. He luchado por mis creencias. He roto una promesa

He vivido.

Amargamente he aprendido que la mayor distancia entre dos personas es el odio y la mejor divisa es la gratitud. Extraño juego.

Respira hondo hijo… y vive.

Carlos Alda Falcón

Esta entrada fue publicada en Concurso de Microrrelatos, QproQuo y clasificada en , , , , , . Guarda el enlace permanente. Publica un comentario o deja un trackback: URL del Trackback.

Publicar un Comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos requeridos están marcados con un *

*
*

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>