¿Quieres pasar miedo? (I)

La semana que viene  los países de tradición católica celebraremos el día de “Todos los Santos”, para algunos esta fecha sigue teniendo un gran significado religioso. Pero, para otros, esta tradición ha pasado al olvido y sólo se recuerda como un mero día festivo en el que descansar después de haber celebrado la fiesta de “Halloween” o “Noche de brujas”.

Tanto una como la otra hacen mención a los muertos (si bien es cierto que hay una gran diferencia en el modo y la forma de hacerlo). Pero ambas nos hacen pensar en los difuntos, posibles fantasmas o la muerte.

Por eso queremos proponeros una serie de libros para que disfrutéis esta semana, o en el puente, del mejor pasatiempo: la lectura.


Para los amantes de las tradiciones qué mejor que leer (o releer que nunca viene mal)  “Don Juan Tenorio” , de José Zorrilla, una obra dramática imprescindible en nuestra librería. Para quien no lo sepa es la pieza más representada de la Literatura en España desde que fue estrenada en el Teatro de la Cruz de Madrid, en 1844.  El autor nos cuenta las peripecias que realiza  Don Juan Tenorio, un mujeriego de la época a la par que sinvergüenza, para conquistar a Doña Inés que representa el máximo ejemplo de bondad y pureza. La obra es una parodia romántica que entremezcla fantasía y realidad: estatuas que cobran vida, apariciones, etc.

Siguiendo con el Romanticismo, podemos elegir varios títulos de novela gótica; hoy os recomendamos dos: “Drácula” de Bram Stoker y “Frankenstein o el moderno Prometeo” de Mary Shelley.

Drácula” es la obra más importante de Bram Stoker; en ella se da forma, por primera vez, al mito de la leyenda del Conde Drácula. La novela está estructurada a través de fragmentos de diarios y cartas que nos presentan a los diferentes personajes. Todo empieza el día que Jonathan Harker, agente inmobiliario, decide partir a Transilvania para terminar el trabajo de su compañero, George Renfield; que se encuentra ingresado en un manicomio después de su estancia en los Cárpatos. Una vez que Harker se encuentra en el palacio del Conde Drácula, gestionando sus propiedades, comienza a sospechar sobre la naturaleza de su anfitrión y, poco a poco, va descubriendo sus secretos.

Mary Shelley publicó Frankestein con apenas veinte años, era su primera novela, y con ella alcanzó el éxito. Además pocos sospechaban que acabase convertida en  un mito contemporáneo. La obra es una reflexión sobre el progreso, la moral científica, la creación y la destrucción pero, sobre todo, nos ejemplifica como el ser humano juega con la naturaleza sin pensar muchas veces en el resultado.

La novela (también epistolar) comienza con la correspondencia entre Robert Walton, un capitán de barco, y su hermana a la que notifica que ha encontrado a un misterioso hombre a punto de ser ahogado entre los témpanos de hielo. Walter está muy interesado en el pasado de su nuevo tripulante, el doctor Víctor Frankenstein, y tras insistir éste le cuenta su vida: desde el inicio, hasta el día que fue recogido en el barco.  Víctor relata cómo haber creado su mayor obra científica le ha arruinado su existencia, ya que no supo medir las consecuencias de crear y dar vida a una horrorosa figura a la que bautizó como Frankenstein.

Esta entrada fue publicada en Isabel Rodríguez, Libros, Novela y clasificada en , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Publica un comentario o deja un trackback: URL del Trackback.

Un Comentario

  1. Ana
    Publicado: 9 noviembre, 2011 a las 17:15 | Enlace permanente

    Qué blog más chulooo! Me encanta…
    De todos los libros que decís, me quedo con Frankestein… Lo tuve que leer en la uni y me pareció una pasada… Súuuper recomendable, aunque, como a mí, no te guste pasar miedo y ODIES las pelis de terror!
    Enhorabuena!

Publicar un Comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos requeridos están marcados con un *

*
*

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>