III Concurso microrrelatos: música, sombras, romper, fuerte.

SEMANA DEL 27 DE ABRIL AL 3 DE MAYO

Silencio

Hablas fuerte y tus sombras ahogan. Deja romper la música con tus gritos sordos.

Francisco Moreno Martínez

Ámame o rómpeme…

La luz de la luna perfila la sombra de nuestros cuerpos; el silencio, acentúa la música de nuestros jadeos. Mis piernas se enredan en las tuyas sintiendo tu fuerte abrazo. Me pierdo en ti. Siento que me rompo bajo tu peso, ante tu empuje. Ámame, hazme tuya…

Mavi Tomé Merchán

La playa…

Sombras de arena que se dibujan en la orilla, fuertes deseos que se pierden en las olas. Tu música colma mis deseos, en tanto que tu tacto rompe mis esquemas. Ante nosotros, este mar que baña nuestros cuerpos desnudos. Me pierdes, nos perdemos. Y sobre nosotros, la Luna.

Mavi Tomé Merchán

Esbozo de un terror nocturno

Por la noche, conseguía trasponer la oscuridad provocada por las sombras de sus pensamientos al golpear con un fuerte entusiasmo las teclas de su piano.  Con aquella música pretendía romper su alma consumida por el hastío de la cotidianidad para volver a rehacerla al día siguiente.

Antonio González Rodríguez

 Transpariencia… y una *

Las mentiras de los políticos son música para mis oídos, aunque corrompen las almas con oscuridad y rompen sus promesas como si de papel se tratase. Aquello que dicen es tan cierto como una sombra que se oculta tras un fuerte muro de acero oxidado.

Tomás Lobato Brotons

La misión del alma

A veces al corazón le hace falta un fuerte empujón para que vea la dura realidad. El mundo está cubierto por sombras. La música nos dice que debemos romper con la realidad y moldearla a nuestro gusto. Ese es nuestro deber en la vida.

Tomás Lobato Brotons

 Rituales

Al fondo del callejón, una débil luz se abría paso entre una densa maraña de sombras. A medida que me acercaba podía oír una música, cada vez más fuerte, en torno a un fuego donde se celebraba una suerte de conjuro para romper el maleficio del presente.

Miguel Ángel Muñoz Alonso

 El fin de la inocencia

En los albores del universo la música chispeaba las almas del difunto. Ajado en sombras el espacio rompió a llorar. Una fuerte convulsión, un pálpito de estertores. Entre lágrimas y moléculas ingrávidas prendió el candil y el cieno cubrió el mirar; una ceguera insomne.

Pedro Montero

Ángulo muerto

Absortas sombras en duelo persiguen la esquina. Las fauces de la urbe atruenan, ecos claustrofóbicos. Al horizonte vagan siluetas dispuestas al vuelo. En ocasiones, con la noche, hueso y sangre cesan de latir. El silencio cala hondo y una amalgama gris rompe la sangre añeja, sobre el asfalto, allá lejos.

Pedro Montero

Antes de él

Había malgastado las horas, pasado los días a solas, los veranos viendo pasar sombras por la ventana, su música era un fuerte silencio capaz  de romper la cordura. La luz de su habitación brillaba cada noche. Hasta que lo conoció a él, apagaron las luces y le iluminó la vida.

José Alberto García

¡Tengo luces!

A  veces la gente se paraba delante de él, sin decir nada.  Había  quien ponía la música fuerte.  Luego  salían  a toda prisa y  pensaba  que le iban a romper en dos.  El  pobre  semáforo  no  entendía  nada  hasta  que  vio  entre  las  sombras aquellas curiosas luces que emitía.

José Alberto García

Menudo olvido

Para la música, Pablo. Oye, ¡me haces daño! Suelta, no me agarres tan fuerte que me vas a romper la camisa. Enciende la luz, no veo nada entre sombras. Y no me mires así, ¿cuántas veces tengo que decirte que no lo hago sin condón? Me tienes contenta.

 Rafa Casielles Restoy

 Nuestro nuevo lenguaje

Odio cuando la música no sale de mis dedos. Esos días no hablamos. Golpeo fuerte todas las teclas, como si de esa manera pudiera redimirme, pero solo encuentro sombras. Me miras, extraña, y yo me siento culpable por querer romper con todo. Esa palabra, Alzheimer, nos ha borrado la sonrisa.

 Rafa Casielles Restoy

 Huida

La música del vaivén del mar se iba apoderando de mi mente, sentía los segundos pasar al ritmo del romper de las olas. Al dejar de hacer pie, el fuerte olor a sal diluyó mis sentidos. Y las sombras de mi cabeza vencieron a mi alma.

 Ángela Magno

Olvido

No soy tan fuerte como tú crees mi amor. Tengo que ser capaz de romper con mi pasado. Acabar con las sombras que me persiguen, que me hacen daño. Me refugio en la música. Y escribo mi primera canción. Por unos momentos, me olvido de quién soy.

Marisa Del Prado

 Despedida

Allí estábamos los dos, en silenció esperando que el otro hablase. Nuestro amor no era tan fuerte como creímos en el pasado. Romper aquella relación sin sentido, era lo mejor que podía pasarnos. La música nos había unido, ahora, nos separaba. Yo por mi camino, con mi sombra y mi guitarra.

Marisa del Prado

Tornado

Eran las seis de la tarde en Oklahoma, una tarde más de primavera. La suave música tintineante del móvil de un porche comenzó a desbocarse, mientras sombras informes cubrían el cielo. La naturaleza posó su dedo prepotente para romper la arrogancia del insecto humano que se creía fuerte.

 José Manuel Jiménez Martín

Sirenas y marinos

¡Tierra, tierra!

Alzó la vista el capitán, pero apenas unas sombras atisbaba en la línea de derrota. Cuán dulce música destilaban sus voces que, sumiéndolos en tan fuerte influjo, impidiéronles virar a pesar del cercano romper de olas. Y, llegando ya su fin, erigiéronse ante ellos, hermosos ángeles de muerte…

 José Manuel Jiménez Martín

Recuerdos de un verano

Volvió invadida por el recuerdo de aquel verano. El tiempo lo había consumido todo. Las olas parecían romper menos fuerte. La arena y el sol habían perdido fuego. Las sombras de lo vivido, navegaban a orillas de sus pensamientos. Quizás, cuando la música se acaba, es mejor cerrar el telón.

 Laura González Vives

 Último cumpleaños

 Éramos solo niños, tus coletas bailaban con la música de tu casete nuevo. Me molestó tanta felicidad e hicimos aquella estúpida apuesta. Te creías tan fuerte. Pero las sombras de los trenes son más rápidas que tú y yo siempre quise romper tus reglas. Aquel día gané tristemente para siempre.

 Cristina Velázquez

 Comida de peces

La música sonaba tan fuerte que ambos nos despertamos, estábamos aterrados de cruzar nuestras miradas en esa triste habitación llena de sombras, paredes manchadas y botellas vacías por el suelo. Éramos náufragos en un mar putrefacto, jugando a vidas prohibidas en la noche, para romper a llorar en la mañana.

 Cristina Velázquez

Mi versión

Entonces oí voces que cantaban al ritmo de la música enigmática. Apenas podía ver la iglesia, aún no había amanecido y eran las sombras lo único que lograba ver. Un fuerte grito me estremeció. De repente… Silencio… que me abrumó profundamente hasta que la lluvia comenzó a caer imponente, incontenible.

Esther Cuenca Peña

Suicidio natural

La música se paró. Nadie pulsó el botón, él mismo rompió la radio. La vida no tiene sentido. Aferrarse a ella cuando ni siquiera sabemos qué es, tampoco. Pensando así saltar fue fácil. El impacto fue fuerte, pero la suavidad de las sombras eternas bien lo valía.

 Mario Husillos

 Kurt & Courtney

Courtney rompió a llorar. Verlo inmóvil en las sombras era incluso tranquilizador. Había muerto algo más que la música. ”Los quiero” había escrito como despedida. Su último deseo es que fuese fuerte y siguiese adelante. Solo una gran persona puede meterse una bala en la cabeza y vivir para siempre.

 Mario Husillos

El ave fénix

Balas que aún arañan. Las sombras de aquella ciudad volvían a la vida. Una música se repetía. Era triste y fuerte. Resultaba imposible romper con esa melodía. ¿Cómo se barren los escombros? ¿Cómo se olvida una tragedia? 1945 y un país que empezaba de cero, que había vuelto a nacer.

Laura González Vives

El grito de un susurro

No sabía de dónde procedía la voz, ya no escuchaba el sonido de las olas al romper, el susurro era intenso, aún más fuerte que ella y las sombras de su pasado la perseguían, la huían, una por cada pensamiento. Toca música para mí, cariño. Hoy me apetece bailar sola.

Eva Fuentes

Esta entrada fue publicada en Concurso de Microrrelatos, QproQuo y clasificada en , , , . Guarda el enlace permanente. Publica un comentario o deja un trackback: URL del Trackback.

Publicar un Comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos requeridos están marcados con un *

*
*

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>