El microrrelato

Amor 77

Y después de hacer todo lo que hacen se levantan, se bañan, se entalcan, se perfuman, se visten, y así progresivamente van volviendo a ser lo que no son. Julio Corázar

El microrrelato, llamado cuento diminuto, minicuento, microcuento, cuento minúsculo, cuento en miniatura e incluso cuentículo, hace referencia a un género literario, a todo un fenómeno literario, aunque nada novedoso, que sienta sus bases en la Edad Media. Estos textos orales de corta extensión han aparecido a lo largo de la historia a través de fábulas, adivinanzas, parábolas, epitafios y graffittis.

La narración del microcuento más cercano a como lo conocemos hoy, empieza a ponerse de moda en el último medio siglo de la mano de grandes autores hispanoamericanos como Borges, Cortázar, García Márquez, Arreloa, Adolfo Bioy Casares, etc. En 1955 Jorge Luis Borges junto con Adolfo Bioy Casares publicaron Cuentos breves y extraordinarios, que contiene relatos de entre dos páginas y dos líneas. Bioy Casares publicó Guirnalda con amores en 1959 y al año siguiente Borges publicó El Hacedor, que incluye varios microrrelatosJulio Cortázar masificó el género con Historias de Cronopios y de Famas haciéndolo famoso en Europa.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En España hay referentes clásicos en este género, desde Ramón Gómez de la SernaJuan Ramón Jiménez Max Aub, hasta Albert Tugues y otros tantos que en la actualidad cultivan el microcuento con gran prolijidad. Algunas de las greguerías de Ramón Gómez de la Serna son verdaderos cuentos de apenas una línea, y también Rubén Darío y Vicente Huidobro publicaron minicuentos desde diversas estéticas. Junto a estos autores, la crítica señala también al mexicano Julio Torri y al argentino Leopoldo Lugones como decisivos precursores del actual microrrelato.

En la segunda mitad del siglo XX el microrrelato llega a su madurez. Se presenta como una auténtica propuesta literaria, gracias en parte a obras y reflexiones de Italo Calvino y sus Seis propuestas para el próximo milenio,  o David Lagmanovich quien establece una definición del microrrelato que lo distinga de aforismos o miniensayos, deben cumplir los principios básicos de la narratividad, aunque de una forma extravagantemente concentrada.

Hablando del carácter breve de este tipo de relatos, criticado por muchos autores y atribuido a la vagueza e incapacidad de algunos escritores de ir más allá,  Augusto Monterroso escribe con humor: “Lo cierto es que el escritor de brevedades nada anhela más en el mundo que escribir interminablemente largos textos en que la imaginación no tenga que trabajar, en que hechos, cosas, animales y hombres se crucen, se busquen o se huyan, vivan, convivan, se amen o derramen libremente su sangre sin sujeción al punto y coma, al punto”.

Esta narración es sobre todo concisa, breve y precisa y de una gran intensidad expresiva, pues es un verdadero extracto no en el sentido del resumen, sino en el sentido de “esencia“, es decir, aquello que contiene lo más importante, lo central. Sus principales características:

La brevedad

Es una característica subjetiva, ya que existen microrrelatos de más de una página y otros compuestos por escasas palabras. Recordemos los dos microcuentos que forman parte de la historia como los más breves. El dinosaurio, un microrrelato del escritor Augusto Monterroso publicado como parte del libro Obras completas (y otros cuentos) en 1959.

Título: El dinosaurio

Texto completo: Cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba allí.

El dinosaurio fue considerado como el más corto relato en lengua española hasta la publicación en 2005 de El emigrante, del mexicano Luis Felipe Lomelí.

Título: El emigrante

Texto completo: – ¿Olvidaba usted algo? – Ojalá

Esta característica de brevedad hace que los títulos de este tipo de relatos sean pertinentes, pues ayudan a focalizar y completar la historia, en algunos casos resultan hasta imprescindibles para completar el sentido.

La temática

Como en el caso de otros géneros literarios, los microcuentos abarcan diversas temáticas que van desde la ficción pura, inclusión de discursos políticos, sociales, culturales, etc. Una de sus características más importantes es que presentan un final inesperado quebrando las expectativas del lector.

 Cruce de géneros

El microrrelato se considera un género híbrido que con el uso de diversos recursos estilísticos entremezcla narración, ensayo, poesía, entre otros.

Esta entrada fue publicada en Concurso de Microrrelatos, Escritores y clasificada en , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Publica un comentario o deja un trackback: URL del Trackback.

Publicar un Comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos requeridos están marcados con un *

*
*

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>