Las amistades peligrosas

Como todos recordáis la semana pasada fue San Valentín, ese día en el que estamos invitados  a creer en el amor y agasajar a la persona amada; una elección personal que a veces está condicionada por  la cursilería de tu pareja… Después de un empacho de color rosa, corazones y anuncios de escapadas románticas, por fin,  hemos vuelto a la tranquilidad.

Todo ese ajetreo amoroso me ha hecho pensar y repensar en un gran libro: “Las amistades peligrosas”  donde Chordelos de Laclos compara la inocencia del primer amor con el cinismo de los experimentados. A través de cada página nos descubre un mundo marcado por la hipocresía y los desmanes burgueses. Sus  cartas reflejan el verdadero amor donde los celos, la conveniencia y la intrigas van enmarcando la tragedia.

La Marquesa de Merteuil es el personaje más siniestro y, a la vez,  el más interesante ya que va hilando la historia a su antojo. A través de su posición privilegiada aprovecha cada instante para enarbolar sus venganzas. Conocedora de todo cuanto acontece en París, tiene por costumbre entablar correspondencia  con su antiguo amante, el Vizconde de Valmont.  Son confidentes, amigos y esclavos de sus secretos.

El inicio de la novela nos presenta a la adorable Cecilia de Volanges: una adolescente de buena familia que, como era costumbre en la época, está a punto de salir del convento para contraer matrimonio con un señor que, le dobla la edad, y ni si quiera conoce.  Sus cartas infantiles muestran sus inquietudes y , sobre todo, su desconocimiento sobre el mundo… Hasta que conoce a la Marquesa de Merteuil que decide aceptarla como amiga y discípula en su incursión en la sociedad burguesa.

El plan de la marquesa dista mucho de su predisposición a la amistad, ya que su verdadero fin es vengarse de Gercourt, su antiguo amante y, ahora, prometido de Cecilia.  Para ello pide al Vizconde Valmont que le ayude en su tarea, pero él tiene otra empresa en  mente: conquistar a la Presidenta de Tourvel, una mujer casada, sinónimo del puritanismo y la virtuosidad. La Marquesa decide un plan b, y  entra en acción el Caballero Danceny: joven , apuesto y profundamente enamorado de Cecilia.

La historia  comienza a tejerse en París pero, es en el campo, en casa de la señora de Rosemond ( la tía de Valmont) donde se entrecruzan las intrigas de los dos libertinos y , gracias a la correspondecia entre ellos, podemos conocer los detalles de la vida aristocrática de la época, ajena  a todos los males de la sociedad.

Durante toda la novela,  la Marquesa y el Vizconde, juegan a amar y ser amados, la única condición es  no enamorarse.  Su amistad se basa en el honor y caer en el sentimentalismo los convierte en indignos.

Laclos nos muestra una burguesía frívola y narcisista que se reúne alredor del teatro y, así,  nos presenta a sus personajes principales que actúan siguiendo un papel para poder dar rienda suelta a la tentación, la rivalidad e incluso la libertad.

Para Laclos la emancipación femenina es algo imprescindible e insta a reeducar a la mujeres  en 1783 con “De l’education des femmes”, donde declara que “se las acostumbra a la servidumbre y a ser mantenidas”. Por eso su Marquesa de Marteuil es una mujer vivaz, adelantada a su tiempo que, para poder disfrutar y compararse por igual a un hombre, debe planear  tramas que no concuerdan con la moralidad reinante.

Las amistades peligrosas consiguió, en su primera edición, vender dos mil ejemplares en un mes; fue un verdadero éxito en Francia y ha sido reeditada en numerosas ocasiones.  Chardelos de Laclos supo mostrar sin disimulo cómo era el ambiente previo a la Revolución Francesa y esto no gustó a todo el mundo…

Sin duda es un clásico, un manual del amor,  por eso recomiendo su lectura a todas las personas enamoradas o no; ya que, en este novela, las florituras sólo se encuentran en el estilo y lenguaje propio de la época.

Esta entrada fue publicada en Isabel Rodríguez, Novela, QproQuo y clasificada en , , , , . Guarda el enlace permanente. Publica un comentario o deja un trackback: URL del Trackback.

Un Comentario

  1. Pepi
    Publicado: 23 febrero, 2012 a las 10:41 | Enlace permanente

    Una pena que siendo un clásico sea una novela desconocida en nuestro país…

Publicar un Comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos requeridos están marcados con un *

*
*

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>