Principios elementales de la propaganda de guerra

Principios elementales de la propaganda de guerra.

Editorial:
ARGITALETXE HIRU
Año de edición:
Materia
Publicidad
ISBN:
978-84-89753-60-0
Páginas:
158
Colección:
SEDICIONES
8,00 €
IVA incluido
Pedido a proveedor

Editorial Hiru Cómo convencer de la barbarie Cuando era niño y en el colegio nos enseñaban la historia de la humanidad plagada de trágicas y devastadoras guerras, me preguntaba cómo era posible que dos sociedades llegaran a dirimir sus diferencias de ese modo y no se les ocurría otra vía que no fuera a través del dolor y la muerte. Por ejemplo una partida de parchís o de ajedrez, que decidiese cuál de las dos partes vencía y cuál perdía. De ese modo ?pensaba yo-, cualquiera de las dos partes siempre saldría mejor parada, en pérdidas humanas y materiales, que con una guerra. Evidentemente, esa ocurrencia sólo puede salir de la candidez de una mente infantil. Una mente que ya es capaz de calibrar la tragedia de las guerras mecanismos y métodos con los que los gobernantes y poderosos preparan a los ciudadanos para arrastrar a sus países a los campos de batalla. Quizás hace siglos no resultaban tan requeribles, pero en la era moderna se hace más o menos necesario ganarse el apoyo de la ciudadanía para iniciar o incorporarse a una guerra. La estructura un aristócrata pacifista y librepensador británico, publicó en 1928 y que venían a ser los mecanismos básicos de la propaganda de guerra. Anne Morelli repasa cada uno de esos mandamientos convertidos en capítulos. Entre ellos, la rotunda afirmación previa de que no se desea la guerra, la adjudicación al adversario de la única responsabilidad en la guerra, la demonización del enemigo, el enmascaramiento de los fines reales presentándolos como nobles causas, la descripción de las atrocidades del enemigo frente a los errores involuntarios propios, la acusación del uso de armas no autorizadas por el adversario, el anuncio de pocas bajas propias frente a enormes del enemigo, el recurso del apoyo de artistas e intelectuales a la causa, el carácter sagrado de ésta o la acusación de traidores a quienes ponen en duda la propaganda de guerra. en las dos guerras mundiales anteriormente y en la de Yugoslavia, más recientemente, por los dos bandos. Descubrimos cómo, los dirigentes de cualquiera de los dos frentes, en cualquiera de las guerras, manejan los mismos argumentos y las mismas falsedades para arrastrar a la población a la locura y la muerte. Pero, lo más grave es descubrir, cómo hoy, vísperas de un previsible ataque a Iraq, podemos ser testigos, una vez más, de la repetición del formato de la mentira que será la antesala de miles de muertos. Sin duda, resulta estremecedor escuchar actualmente cada día en nuestros medios, recrudecimiento del terrorismo. Así que me he decidido a hablarle a justificar la invasión a Polonia.